Pelo dañado, 8 hábitos que pueden estar dañado tu pelo y no lo sabias
1547
post-template-default,single,single-post,postid-1547,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-3.8.1,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Pelo dañado, 8 hábitos diarios que pueden dañarlo

Yo como propietaria de una peluquería estoy encantada de tener mi clientela que confía en nosotros para recuperar su pelo dañado pero sé también como profesional especializada que lo mas importante son los cuidados diarios al pelo que la diferencia entre un pelo sano y un pelo dañado. Ojalá  podamos estar presente en la vida de muchas mujeres que nos buscan para recuperar su pelo o realizar un alisado brasileño. Pero quiero hablar de algunos de los hábitos que se debe abandonar para conseguir y mantener el pelo que tanto mis clientes o no, buscan conseguir.

La mayor parte de las mujeres se preocupan por el estado de su cabello, buscando más brillo y suavidad, disfrazar las canas, más o menos volumen, más fuerza y resistencia…. Sea cual sea lo que busquemos, estamos constantemente buscando nuevos productos para tratar de llegar a nuestro objetivo y contamos los días para la próxima visita a la peluquería. El hecho es que además, estamos constantemente cambiándole el color a nuestro pelo, haciéndonos alisados falsos, permanente o cualquier otro tipo de proceso químico, lo que daña profundamente la hebra capilar.
Y es que consideramos que estos son los principales culpables del pelo dañado. Sin embargo a veces no le prestamos la suficiente atención en los hábitos diarios que también se convierten en enemigos de un pelo sano.  Por eso quiero hablar sobre ese tema, he separado 8 hábitos que tenemos en nuestras vida y que no sabemos que puede estar dañando el pelo

1. COLETA MUY APRETADA: Algo bastante incomodo es tener el pelo pegado a la cara durante el ejercicio, por eso de que muchas veces nos agarremos el pelo en una coleta muy pegadas, algo totalmente comprensible. Sin embargo este habito con el paso del tiempo rompe el hilo. Para ello evita agarrarlo muy fuerte y opta por algo menos apretado.

2. USAR MUCHOS TIPOS DE PRODUCTOS CON SILICONA: Por más que los champús, acondicionadores y cremas de peinar con silicona aparentemente dejan el cabello más suave, la verdad es que a largo plazo acaban deshidratando el hilo. El efecto de la suavidad es apenas pasajero y cada vez que optas por estos productos, acabas consiguiendo todo lo contrario. Para ello opta por productos a base de aceites y estratos vegetales. ¡En seguida notarás el resultado!

3. LAVAR EL PELO CON AGUA CALIENTE: Si alguna vez has echado agua caliente sobre alguna plato para quitarle la grasa, debes imaginar que efecto puede producir al cabello. Es cierto que puedes usar agua templada para lavarlo, pero el enjuague debe ser hecho con agua fría.

4. CEPILLAR EL CABELLO MOJADO: Cepillarte el cabello mojado es la manera más fácil y rápida de romper el hilo capilar. Por lo que si realmente necesitas hacerlo, es recomendable prevenir con un poco de crema de peinar y a continuación cepillar y secar con mucho cuidado, sin romper la hebra y sin exponer con mucha intensidad el cabello al secador.

5. CEPILLAR EN EXCESO EL CABELLO: Aquella vieja historia de cepillarse el pelo 100 veces todos los días para que el cabello quede más resistente y brillante es un mito, y es que así acabarás rompiendo la hebra cada vez más. Para ello mezcla un vaso de agua con dos cucharas de sopa de vinagre orgánico de manzana y colocado en un frasco de spray. Aplica la mezcla sobre el cabello, masajea y enjuaga. El resultado será un cabello desenredado, hidratado y brillante.

 

6. USAR CHAMPÚ EN SECO EN EXCESO: El champú en seco puede ser muy practico cuando no tienes tiempo para lavarte el pelo. El problema es que si se usa con mucha frecuencia puede acabar obstruyendo los poros capilares perjudicando su crecimiento y causando inflamaciones en el cuero cabelludo. Además de que a largo plazo, reseca el hilo capilar y disminuye la densidad del pelo.

7. PEINADOS CON EL CABELLO HÚMEDO: Peinarte con el pelo húmedo debilita el hilo y aún más si para ello usas la plancha. Lo mejor es invertir algunos minutos en el uso del secador antes de peinártelo.

8. DESENREDARTE EL CABELLO EMPEZANDO POR LA RAÍZ: La forma correcta de desenredar el pelo es empezando por las puntas e ir subiendo poco a poco hasta llegar hasta la raíz. Si haces lo contrario, acabarás arranco el hilo desnecesariamente, pues el peine se enredara con los nudos ya presentes.

 

Chicas y por último, como consejo general que todas nosotras sabemos pero apenas aplicamos es mantener una alimentación equilibrada y beber mucha agua, consiguiendo un cabello sano y resistente. En el caso de que tu pelo ya esté demasiado dañado, ponte en manos de nosotros que somos especialistas en recuperación capilar y  posteriormente aplica todos los consejos que te hemos



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.+ info

ACEPTAR
Aviso de cookies